Skip to Content
Noticias CNN

Antes de ser ejecutado, este asesino les dijo a los familiares de su víctima que los perdonaba

(CNN) – Charles Rhines, condenado por asesinato en el brutal apuñalamiento de un hombre de 22 años en 1992, fue ejecutado este lunes en Dakota del Sur, según informó el fiscal general del estado, después de que la Corte Suprema rechazara la última apelación de su caso.

“Tengo la esperanza de que este día sea una oportunidad para que la familia pueda seguir adelante y ahora que esta fase ha terminado, continúen sanando”, dijo el fiscal Jason R. Ravnsborg en un comunicado.

Rhines fue ejecutado con la inyección letal, añadió el funcionario. Y no pidió perdón antes de su muerte.

Cuando le preguntaron si tenía algo que decir, Rhines miró a los padres de su víctima para pronunciar sus últimas palabras.

“Ed y Peggy Schaeffer, los perdono por su rabia y odio hacia mí”, fue lo que dijo, según el periódico Rapid City Journal. “Ruego a Dios que los perdone por su ira y odio hacia mí”.

Rhines fue condenado en enero de 1993 por asesinar a Donnivan Schaeffer durante el robo en una tienda de donuts de Rapid City, señaló el fiscal general.

Schaeffer, la víctima de Rhines, estaba por graduarse de Western Dakota Tech y se había comprometido con su novia, dijo Ravnsborg.

“Donnivan era divertido, amable y muy trabajador, preparado para comenzar una carrera en una empresa de instalación telefónica”, explicó el funcionario.

Su prometida, Sheila Jackson, señaló este lunes que mientras la ejecución “cierra los libros sobre Rhines”, la familia Schaeffer “siempre sentirá el dolor y las emociones que Rhines nos causó”.

“Donnivan creía firmemente en la pena de muerte, y estoy muy feliz de que esto haya ocurrido”, aseguró Jackson según la afiliada de CNN KELO.

Rhines había apelado una última vez

La ejecución se retrasó unas seis horas hasta que la Corte Suprema de Estados Unidos negó la suspensión de la pena de Rhines.

Rhines había hecho peticiones al alto tribunal en tres ocasiones, las cuales fueron negadas, de acuerdo con el fiscal general, y allanaron el camino para su ejecución.

El condenado apeló previamente su sentencia basándose en declaraciones del jurado, las cuales sus abogados dijeron revelaban discriminación por su sexualidad. Después del veredicto de culpabilidad de Rhines, los miembros del jurado supieron que era homosexual y al momento de decidir entre cadena perpetua o pena muerte le enviaron al juez una nota con preguntas sobre la sexualidad de Rhines.

En la apelación, Rhines usó las notas para argumentar que los prejuicios contra los homosexuales influyeron en la decisión de sentencia del jurado.

“El prejuicio contra los homosexuales, si no se aborda, tiene el riesgo de causar daños sistémicos a la justicia y, en particular, la sentencia capital del jurado”, sostuvieron los abogados de Rhines a los jueces en informes judiciales.

La Corte Suprema rechazó tomar el caso.

cnn