Skip to Content
Noticias CNN

¿Cómo podrían Enrique y Meghan volverse ‘financieramente independientes’?

Londres (CNN) — El sorpresivo anuncio de los duques de Sussex de sus planes de dar un paso atrás de los deberes reales y hacer la “transición a un nuevo modelo de trabajo” ha planteado muchas preguntas, entre otras, cómo planean mantenerse.

El príncipe Enrique y Meghan publicaron un documento detallado que describe la estructura y la financiación de su hogar.

La medida les permitirá continuar con sus “esfuerzos caritativos y establecer nuevos objetivos”, al mismo tiempo que les permitirá obtener un ingreso profesional, lo que actualmente tienen prohibido hacer.

¿De dónde proviene el dinero de la familia real británica?
Enrique y Meghan registraron su marca ‘Sussex Royal’

“Sus Altezas Reales sienten que este nuevo enfoque les permitirá continuar desempeñando sus funciones para su majestad la reina, al tiempo que tienen la autonomía financiera futura para trabajar externamente”, dice su sitio web.

Cortar ese lazo, dicen, “llevará tiempo para hacer la transición en consulta con otros miembros de la familia real”.

El plan es no recibir más fondos de la subvención soberana y lograr la independencia financiera, según dice la larga declaración.

Enrique y Meghan registraron su marca ‘Sussex Royal’

¿Qué es la subvención soberana?

Según el Tesoro del Reino Unido, la subvención respalda los asuntos oficiales del monarca, cubriendo los costos del personal central y los gastos de funcionamiento del hogar oficial de la reina.

También cubre el mantenimiento de los palacios reales en Inglaterra y el costo de los viajes para llevar a cabo compromisos reales.

A cambio de este apoyo público, la reina entrega al gobierno los ingresos de Crown Estate, una colección de propiedades y granjas del Reino Unido que generan cientos de millones de libras al año.

Los duques de Sussex dicen que la subvención soberana cubre solo el 5% de sus costos y se usa específicamente para sus gastos oficiales.

En el comunicado, dijeron que “prefieren liberarse de este vínculo financiero”.

La pareja dijo que el nuevo enfoque les permitirá “continuar desempeñando sus funciones” para la reina, mientras que tienen “una futura autonomía financiera para trabajar externamente”.

Según la estructura actual y los acuerdos de financiación, la pareja no puede obtener ningún ingreso de ninguna forma.

A la luz de las recientes críticas sobre los 2,4 millones de libras (alrededor de 3 millones de dólares) de dinero público gastado en renovaciones de su casa en Frogmore Cottage, enfatizaron: “El financiamiento público nunca ha sido utilizado, ni será utilizado para gastos privados por el duque y la duquesa de Sussex, que tampoco reciben ningún privilegio fiscal”.

Ellos dijeron que la renovación fue financiada por la subvención soberana, pero los accesorios, y muebles fueron financiados por ellos mismos.

La propiedad aún pertenece a la reina, y la pareja tiene la intención de seguir viviendo allí mientras se encuentran en Reino Unido.

El 95% restante del “gasto de oficina” de la pareja proviene del dinero que les dio el príncipe Carlos, generado a través del Ducado de Cornualles.

Una carta dictaminó que cada futuro duque de Cornualles sería el hijo superviviente y el heredero del trono del monarca.

Hoy financia las actividades públicas, caritativas y privadas del príncipe de Gales y su familia, incluidos los Sussex.

Mira: Las estadounidenses que se han unido a la realeza

¿Cómo podrían financiar su estilo de vida?

Es poco probable que la pareja tenga dificultades cuando se trata de sus ingresos privados, ya sea a través de patrocinio, conferencias o similares.

Los informes de los medios han sugerido que Meghan valía independientemente alrededor de 5 millones de dólares antes de casarse con Enrique.

La hoy duquesa de Sussex saltó a la fama como Rachel Zane en la serie estadounidense de abogados Suits, pero su popularidad también creció a través de su enormemente popular cuenta de Instagram y su exitoso blog de estilo de vida, The Tig, que fue cerrado.

En su primera entrevista junto al príncipe Enrique en noviembre de 2017, Meghan dijo que tenía la intención de dejar de actuar después de su matrimonio, diciendo que el cambio es un “nuevo capítulo” en su vida.

Pero el biógrafo real Penny Junor dijo que era posible que Meghan pudiera revivir su carrera como actriz, dada la demanda y los honorarios que podrían pagarle.

“Quizás tendría que tener cuidado con los roles que haría, porque es miembro de la familia real”, dijo Junor, citado por Reuters.

Además de sus ingresos del Ducado de Cornualles, Enrique heredó varios millones de la reina madre, y su difunta madre, la princesa Diana, le confió unos pocos millones más.

Su riqueza personal se estima en alrededor de 40 millones de dólares.

El costo de los viajes, por los que han recibido críticas en los últimos meses, está financiado de forma privada y seguirá siéndolo, dijo la pareja.

Cualquier visita oficial que puedan hacer en el futuro continuará siendo financiada por la subvención soberana, más las contribuciones del país anfitrión, agrega el comunicado.

El costo de la seguridad seguirá siendo responsabilidad del gobierno británico, ya que la pareja está “clasificada como gente protegida internacionalmente que exige este nivel de seguridad”.

No se ha revelado un desglose de los costos, con el gobierno del Reino Unido citando razones de seguridad.

cnn