Skip to Content
Noticias CNN

La Cámara de Representantes aprobó los cargos contra Trump el 18 de diciembre. ¿Por qué no ha comenzado su juicio de destitución?

(CNN) — Más de tres semanas después de que la Cámara de Representantes aprobara los cargos contra el presidente Donald Trump, todavía no hay un plan establecido sobre cuándo comenzará su juicio de destitución en el Senado.

El voto de la Cámara, que ocurrió en la década pasada, parece que hubiera sucedido hace diez años. ¿Qué ha pasado desde entonces? Vacaciones y Año Nuevo, cuando los legisladores estaban fuera de Washington, pero también hemos estado cerca de la guerra con Irán, hubo un terremoto en Puerto Rico y el aparente derribo de un avión de pasajeros en Teherán, junto con otras distracciones (gracias a los duques de Sussex).

Los últimos desarrollos políticos tienen a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, prometiendo transmitir “pronto” dos cargos de juicio político: por abuso de poder y obstrucción del Congreso, por la presión de Trump sobre Ucrania para investigar a los demócratas antes de las elecciones de 2020.

Te presentamos un repaso sobre cómo llegamos a un lugar donde Trump enfrenta cargos pero aún no ha sido juzgado.

¿Por qué no ha comenzado el juicio?

La acusación es un proceso de dos pasos en la Cámara. Primero, los miembros del Congreso votaron para acusar a Trump sobre dos cargos —abuso de poder y obstrucción al Congreso— después de celebrar semanas de audiencias. Pero luego se suponía que debían realizar una tercera votación, nombrar fiscales que presentaran los cargos en el Senado y que básicamente sirvieran como fiscales. Todavía no han hecho esa última votación.

¿Cuál es la razón para que no se hayan nombrado fiscales de juicio político y se haya enviado el caso al Senado?

Pelosi, quien como presidenta de la Cámara de Representantes controla lo que llega a este recinto, ha dicho que decidió mantener los cargos para asegurarse de que el juicio en el Senado sea más justo.

La ironía aquí es que los demócratas pasaron los cargos a través de la Cámara muy rápidamente, sin esperar a que los tribunales forzaran el testimonio de testigos clave, en parte para evitar una acumulación en enero (es decir, ahora) antes de las próximas asambleas de Iowa. Los republicanos se quejaban de que todo iba demasiado rápido. Pero ahora los demócratas están tratando de desacelerar las cosas, y los republicanos simplemente quieren terminar con todo y dejar el caso contra el presidente tan pronto como puedan.

Nancy Pelosi se niega a comprometerse a enviar cargos de juicio político al Senado

¿Por qué Pelosi pensó que el juicio no sería justo?

Varios senadores, incluido el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijeron que no eran exactamente jurados imparciales en el asunto. Y McConnell dijo en diciembre que se había reunido con abogados de la Casa Blanca para coordinar el juicio.

¿Se requiere que los senadores sean imparciales? Esto es, después de todo, un ejercicio político

De hecho, sí. El artículo II de la Constitución deja muchos detalles de un juicio político al Senado, pero deja en claro que ningún presidente acusado puede ser removido a menos que dos tercios de los senadores, generalmente 67, estén de acuerdo y también que cuando se sienten para un juicio político, “estarán bajo juramento o afirmación”.

¿Qué prestarán los senadores del juramento?

El juramento, que los senadores deben tomar antes de juzgar un caso de juicio político, se detalla en la Regla XXV de las reglas del juicio político del Senado y menciona específicamente la imparcialidad:

“Juro solemnemente (o afirmo, según sea el caso) que en todas las cosas en relación con el juicio de la acusación de (la persona en juicio), ahora pendiente, haré justicia imparcial de acuerdo con la Constitución y las leyes; así que Dios, ayúdame“.

Hay un margen de maniobra aquí, tal vez, ya que McConnell dice que no será “un jurado imparcial”, no que no hará “justicia imparcial de acuerdo con la Constitución”, lo que presumiblemente jurará hacer.

¿Qué ha dicho McConnell sobre la demanda de Pelosi?

Él ha exigido reiteradamente que Pelosi envíe los cargos de juicio político y advirtió que no tiene influencia para afectar la conducta del juicio en el Senado.

¿Puede comenzar el juicio antes de que Pelosi envíe los cargos?

Realmente no. Tendría que cambiar las reglas del Senado, lo que requeriría una gran mayoría de senadores (y la ayuda de los demócratas). Entonces McConnell y Pelosi están en un punto muerto.

La batalla por el juicio político de Trump continúa después de Navidad

¿Qué pasó esta esta semana?

Pelosi dijo el miércoles que enviará los cargos cuando esté lista y que probablemente será “pronto”. McConnell dijo que no tiene influencia sobre el Senado. También ha firmado una propuesta del senador republicano Josh Hawley de Missouri para cambiar las reglas del Senado para descartar los cargos de juicio político si no se presentan dentro de los 25 días posteriores a su aprobación. Pero, nuevamente, eso requeriría una supermayoría y es probable que los demócratas no se unan.

¿Por qué McConnell no cambia las reglas del Senado?

Cambiar las reglas del Senado y poner fin a las tácticas dilatorias —más comúnmente conocido como “opción nuclear”— es algo que McConnell parece no tener interés en hacer.

¿Qué podría hacer McConnell para hacer que Pelosi crea que el juicio será justo?

El principal demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha pedido que se permitan cuatro testigos en el juicio. Pelosi ha respaldado esta medida. Uno de esos testigos solicitados, el exasesor de seguridad nacional John Bolton, ha dicho que testificará si se lo citan.

¿Permitirá McConnell testigos en el juicio del Senado?

Él no quiere, aunque Trump haya dicho hace muy poco (el jueves) que le gustaría ver que tanto el denunciante como al hijo de Joe Biden, Hunter Biden, testifiquen también. (Fue el nombramiento de Hunter Biden para el directorio de la compañía ucraniana Burisma lo que Trump dijo que debería ser investigado por los ucranianos. No hay evidencia de irregularidades por parte de Biden).

Los dos anteriores juicios políticos presidenciales —para Bill Clinton en 1999 y Andrew Johnson en 1868— presentaron testigos. Los testigos de Clinton, tres de ellos, incluida Monica Lewinsky, fueron entrevistados a puerta cerrada y luego se mostró un video del testimonio. Para Johnson, las entrevistas a testigos se realizaron en el Senado.

¿Por qué McConnell no quiere testigos? ¿Algún republicano quiere testigos?

Él quiere terminar este proceso y seguir adelante. Hasta ahora ha criticado el tema y los republicanos están con él. Tienen una mayoría en el Senado y él dice que tiene los votos para hacer del juicio un proceso de tres etapas. Los líderes de la Cámara presentarían su caso y los defensores de Trump, aún no sabemos a quién elegirá el presidente, los refutarán. Y luego, después de esos argumentos, los senadores podrían hacer preguntas a través del presidente del tribunal John Roberts, quien presidirá.

La tercera fase, según McConnell, sería que los senadores votaran si llamarían a testigos. Varios republicanos, incluidas personas como Susan Collins de Maine y Mitt Romney de Utah, han expresado su interés en escuchar a testigos. Pero no tendrán que tomar una decisión final por algún tiempo bajo este formato. McConnell argumenta que este es el modelo utilizado para el juicio político de Clinton. Pelosi no está de acuerdo.

¿Cómo harían los senadores para llamar a testigos?

Cuatro republicanos tendrían que ponerse del lado de los demócratas para darles una mayoría y convocar a cada testigo. Esos eventualmente serán votos muy interesantes. Pero tendremos que esperar. No está claro cuánto tiempo tomará.

¿Qué pasa después?

La conclusión es que Trump es acusado, pero su juicio no comenzará hasta que Pelosi esté convencida de que su juicio en el Senado será justo o ceda y envíe los cargos de juicio político al Senado.

¿Qué está en juego para Pelosi?

“Además de declarar la guerra, esto es lo más importante que puede hacer el Congreso”, dijo Pelosi a Molly Ball de la revista Time. “Estoy muy orgullosa de la Ley de protección al paciente y cuidado de salud asequible. Pero esta es la iniciativa más seria en la que he estado involucrado en mi carrera”.

Más detalles del nuevo y jugoso perfil de Ball:

Con respecto a la ‘nerviosa Nancy’

Pelosi les dijo a sus colegas que tuvo que usar una aparato dental en la noche porque por cuenta de la Casa Blanca rechina los dientes mientras duerme. Pero su frustración nace de la determinación, no de la inquietud. En la entrevista, le pregunté si el apodo del presidente para ella, Nerviosa Nancy, es correcto. “Pfft”, dice ella, agitando una mano. “Está nervioso. Todo lo que dice, siempre lo proyecta. Conoce el caso que puede estar en su contra. Por eso se está desmoronando”.

“Pero te pregunto, ¿no estás nerviosa?”

“No”, dice ella, con su voz firme. “Estoy envalentonada”.

Ella tuvo la idea de retrasar el juicio mientras miraba CNN

“Pelosi, según un asesor, había estado reflexionando sobre la táctica desde que escuchó al ex abogado de la Casa Blanca de Nixon John Dean plantear la idea en CNN el 5 de diciembre”.

El abogado de Trump tiene un extraño conocimiento de la ley

Rudy Giuliani, quien todavía es el abogado de Trump, tuiteó el jueves que la Corte Suprema debería intervenir para detener la acusación. Este es parte de su argumento sobre por qué Trump no debería estar en un juicio político.

La Corte Suprema debe intervenir y dictaminar que este juicio político es inconstitucional, para evitar que se forme un precedente que permita a la Cámara sobrepasar sus límites e impugnar por diferencias o influencia política.

Excepto que no es así como funciona. En absoluto.

La Corte Suprema no solo “interviene” cuando hay una disputa. Trump necesitaría presentar una demanda de algún tipo y pedirle a la Corte Suprema que la revise.

Además, ya existe un precedente de la Corte Suprema sobre asuntos de juicio político. En un caso de 1993 que involucra la destitución de un juez federal, la Corte Suprema dictaminó que realmente no tiene ningún papel en la destitución, y que la Cámara y el Senado están a cargo del proceso.

¿Qué estamos haciendo aquí?

El presidente ha invitado a potencias extranjeras a interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Los demócratas lo acusaron por ello. Un juicio en el Senado es lo que sigue. Es una encrucijada para el sistema de gobierno estadounidense, ya que el presidente intenta cambiar lo que es aceptable para los políticos estadounidenses. CNN se centrará en este momento trascendente en la historia de Estados Unidos.

cnn