Skip to Content
Noticias CNN

El ‘secreto sucio’ de Tesla: su beneficio neto no proviene de la venta de autos

(CNN) — Tesla registró su primer año completo de ingresos netos en 2020, pero no debido a las ventas a sus clientes.

Once estados requieren que los fabricantes de automóviles vendan un cierto porcentaje de vehículos de cero emisiones para 2025. Si no pueden, los fabricantes de automóviles tienen que comprar créditos regulatorios de otro fabricante de automóviles que cumpla con esos requisitos, como Tesla, que vende exclusivamente automóviles eléctricos.

Es un negocio lucrativo para Tesla, que generó US$ 3.300 millones en el transcurso de los últimos cinco años, casi la mitad de eso solo en 2020. Los US$ 1.600 millones en créditos regulatorios que recibió el año pasado superaron con creces los ingresos netos de Tesla de US$ 721 millones, lo que significa que Tesla habría registrado una pérdida neta en 2020.

«Estos tipos están perdiendo dinero vendiendo autos. Están ganando dinero vendiendo créditos. Y los créditos están desapareciendo», dijo Gordon Johnson de GLJ Research y uno de los mayores bajistas de las acciones de Tesla.

MIRA: Tesla presenta rediseño del Model S con nuevo interior y rango de 836 km

Los altos ejecutivos de Tesla admiten que la compañía no puede contar con que esa fuente de efectivo continúe.

«Esta es siempre un área que nos resulta extremadamente difícil de pronosticar», afirmó el director financiero de Tesla, Zachary Kirkhorn. «A largo plazo, las ventas a crédito regulatorio no serán una parte material del negocio, y no planificamos el negocio en torno a eso. Es posible que durante un puñado de trimestres adicionales, siga siendo fuerte. También es posible que no los sea».

Los 11 estados que requerirán que un cierto porcentaje de automóviles sean vehículos de emisión cero, o que los fabricantes de automóviles compren créditos de una empresa como Tesla que haya superado el objetivo, son California, Colorado, Connecticut, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Nueva Jersey, Oregon, Rhode Island y Vermont.

Tesla también informa otras medidas de rentabilidad, al igual que muchas otras empresas. Y con esas medidas, las ganancias son lo suficientemente grandes como para que no dependan de las ventas de créditos para estar en números negros.

La compañía informó ingresos netos ajustados en 2020, excluyendo elementos como la compensación basada en acciones de US$ 1.700 millones, de US$ 2.500 millones. Su ganancia bruta automotriz, que compara los ingresos totales de su negocio de automóviles con los gastos directamente asociados con la construcción de los automóviles, fue de US$ 5.400 millones, incluso excluyendo los ingresos por ventas de créditos regulatorios. Y su flujo de caja libre de US$2.800 millones de dólares aumentó un 158% con respecto al año anterior, un cambio radical con respecto a 2018, cuando Tesla consumía efectivo y en peligro de quedarse sin dinero.

Sus partidarios dicen que esas medidas muestran que Tesla está ganando dinero por fin después de años de pérdidas en la mayoría de esas medidas. Esa rentabilidad es una de las razones por las que las acciones se desempeñaron tan bien durante más de un año.

Pero el debate entre escépticos y devotos de la empresa sobre si Tesla es realmente rentable se ha convertido en una «Guerra Santa», según Gene Munster, socio gerente de Loup Ventures y un analista tecnológico líder.

«Debaten dos cosas diferentes. Nunca llegarán a una resolución», comentó. Munster cree que los críticos se centran demasiado en cómo los créditos aún superan los ingresos netos. Sostiene que el margen de utilidad bruta automotriz, excluyendo las ventas de créditos regulatorios, es el mejor barómetro para el éxito financiero de la empresa.

«Es un indicador adelantado» de esa medida de las ganancias de Tesla, dijo. «No hay posibilidad de que GM y VW estén ganando dinero sobre esa base con sus vehículos eléctricos».

El futuro de Tesla

El elevado rendimiento de las acciones de Tesla, un aumento del 743% en 2020, la convierte en una de las empresas estadounidenses más valiosas del mundo. Sin embargo, los 500.000 autos que vendió en 2020 fueron una pequeña parte de más de 70 millones de vehículos que se estima que se vendieron en todo el mundo.

Las acciones de Tesla ahora valen aproximadamente tanto como las de los 12 fabricantes de automóviles más grandes combinados que venden más del 90% de los automóviles a nivel mundial.

Lo que Tesla tiene que otros fabricantes de automóviles no tienen es un rápido crecimiento: la semana pasada pronosticó un crecimiento anual de las ventas del 50% en los próximos años, y espera hacerlo incluso mejor que eso en 2021, ya que otros fabricantes de automóviles luchan por volver a los niveles de ventas pre-pandemia.

Toda la industria se está moviendo hacia un futuro totalmente eléctrico, tanto para cumplir con las regulaciones ambientales más estrictas a nivel mundial como para satisfacer el creciente apetito por los vehículos eléctricos, en parte porque requieren menos mano de obra, menos piezas y cuestan menos para construir que los automóviles tradicionales de gasolina.

MÁS: FOTOS | El nuevo Tesla Model S cambia por primera vez el diseño de la cabina

«Algo en lo que la mayoría de la gente puede estar de acuerdo es que los vehículos eléctricos son el futuro», afirmó Munster. «Creo que es una suposición segura».

Si bien Tesla es el fabricante líder de automóviles eléctricos, se enfrenta a una mayor competencia a medida que prácticamente todos los fabricantes de automóviles lanzan sus propios vehículos eléctricos, o planean hacerlo. Volkswagen ha superado a Tesla en términos de ventas de vehículos eléctricos en la mayor parte de Europa. GM dijo la semana pasada que espera cambiar por completo a automóviles libres de emisiones para 2035.

«La competencia está haciendo que los autos de Tesla sean irrelevantes», aseguró Johnson de GLJ Resarch. «No vemos esto como un modelo de negocio sostenible».

Otros analistas sostienen que el precio de las acciones de Tesla está justificado dado que puede beneficiarse del cambio a los vehículos eléctricos.

«No se mantendrán en una participación del 80-90% del mercado de vehículos eléctricos, pero pueden seguir creciendo incluso con una participación de mercado mucho menor», dijo Daniel Ives, analista de tecnología de Wedbush Securities. «Estamos mirando al norte de 3 millones a 4 millones de vehículos anualmente a medida que avanzamos en 2025-26, con el 40% de ese crecimiento proveniente de China. Creemos que ahora están en la trayectoria que incluso sin los créditos seguirá siendo rentable».

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content