Skip to Content

¿Cuándo dejarán de subir los precios? Probablemente nunca

Alejandra Ramos

Nueva York (CNN Business) — Un dólar ya no vale lo que solía ser.

En la tienda de abarrotes, obtienes aproximadamente 11 centavos menos que hace apenas un año. Ese dólar cubre 15 centavos menos en las facturas de servicios públicos y vale seis centavos menos en los costos de alquiler y vivienda. Eso se suma a una parte bastante decente del cambio.

También explica por qué, a medida que los precios suben en todos los ámbitos, la inflación es ahora una de las principales preocupaciones de las personas.

La tasa de inflación es casi tan alta como a principios de la década de 1980. Según el último reporte de julio de la Oficina de Estadísticas Laborales, fue del 8,5 %, pero habría sido aún más alto si no fuera por la caída de los precios de la gasolina.

Entonces, ¿cuándo dejarán de aumentar los precios? La respuesta es probablemente nunca. Pero eso no es malo, siempre y cuando los aumentos no sean demasiado altos.

Argentina sube sus tasas de interés a 69,5%, mientras la inflación alcanza un récord en 20 años

No es solo Estados Unidos el que enfrenta ese problema. En casi todas las economías avanzadas del mundo, la tasa anual promedio de inflación en el primer trimestre de este año fue al menos el doble de la del año pasado.

Personas de todo el mundo se enfrentan a decisiones difíciles sobre cómo hacer rendir sus cheques de pago. Los sueldos y salarios disminuyeron un 3,5 % durante el año pasado, después de ajustarse por el aumento de los precios.

¿Por qué algo de inflación hace bien?

¿Cómo salgo de las deudas con tarjetas de crédito? 7:07

La inflación no termina, simplemente se vuelve menos mala. Y, de hecho, no queremos que termine por completo.

La Reserva Federal, el banco central de EE.UU. encargado de reducir la tasa de inflación a través de una serie de aumentos de las tasas de interés, apunta a un objetivo de alrededor del 2 %. Eso significa que los precios seguirán subiendo, pero no tanto.

¿Cómo han variado los precios de la gasolina en Estados Unidos este año?

Cuando la gente dice que la inflación está disminuyendo, no quiere decir que los comestibles se estén abaratando. Significan que no están subiendo tanto cada mes. Es muy raro entrar en un período deflacionario, y al gobierno le gusta evitarlo si es posible, ya que generalmente indica que la economía se está enfriando demasiado rápido.

Entonces, sí, la inflación continuará durante mucho tiempo, pero no lo notarás tanto. Entre principios de 1991 y finales de 2019, la inflación interanual promedió en un 2,3 % mensual. Esos son aumentos ideales, del tipo que permite que los aumentos del costo de vida puedan soportar, el tipo de aumentos de “en mi época, un refresco solo costaba cinco centavos” que se vuelven evidentes solo después de largos períodos de tiempo.

Eso no significa que algunos precios no vayan a bajar, por supuesto. El precio de la gasolina, por ejemplo, ha caído significativamente en los últimos dos meses.

Los precios de los alimentos también podrían caer. Los precios de los alimentos y la gasolina son más volátiles que otros gastos porque se ven afectados por factores externos como los problemas de la cadena de suministro y la guerra de Rusia contra Ucrania. La Reserva Federal no puede hacer mucho para controlarlos y tienden a moverse en ambas direcciones.

Pero en su mayor parte, los precios de los bienes seguirán siendo más altos y los consumidores no sentirán alivio hasta que sus salarios alcancen los nuevos precios. Durante las últimas cuatro décadas, no ha habido ninguna deflación en los bienes básicos, que excluyen los alimentos y la energía, dijo Nick Roussanov, profesor de Finanzas de Wharton. Los bienes y servicios duraderos, como automóviles, electrodomésticos y educación, rara vez bajan de precio.

La Fed ahora está tratando de acortar el tiempo que tardan los salarios en alcanzar estos nuevos precios. Cuanto más tarde en ocurrir, más probable es que los estadounidenses recurran a sus ahorros o se endeuden con sus tarjetas de crédito. Ya está sucediendo: durante el año pasado, la deuda de las tarjetas de crédito aumentó US$ 100.000 millones, o un 13 %, el mayor aumento porcentual en más de 20 años.

La razón del optimismo

La inflación no continuará al ritmo actual para siempre. La mayoría de los economistas predicen que se reducirá a esa tasa objetivo del 2 % para 2024.

Así que sí, las cosas seguirán siendo dolorosas, pero no se parecerán en nada a las crisis inflacionarias que escuchamos en la clase de historia. A nadie le preocupa la hiperinflación, al menos no en Estados Unidos.

Eso no quiere decir que la alta inflación no se mantendrá por un tiempo.

Así ha aumentado el precio de la tortilla en todo México en los últimos 10 años

Algunos economistas creen que la inflación podría permanecer ligeramente elevada entre el 3 % y el 4 % durante décadas. Los boomers se están jubilando y las tasas de natalidad están disminuyendo. Eso está exprimiendo la fuerza laboral, dice el exbanquero central del Reino Unido Charles Goodhart, y estamos entrando en una era llena de escasez de trabajadores, lo que significa precios elevados. Los banqueros centrales están prestando atención a la teoría. La presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, dijo que es posible que sea necesario volver a examinar las restricciones de inmigración para solucionar el problema.

Han habido largos períodos de inflación elevada en EE.UU. antes: en la década de 1970, la economía de EE.UU. sufrió tres recesiones durante las cuales el problema subyacente de la inflación nunca desapareció. Pero la política monetaria ha cambiado desde entonces. En esa misma década, los bancos centrales tenían múltiples objetivos: alta producción y empleo y estabilidad de precios. Hoy, la Fed tiende a priorizar la estabilidad de precios sobre esos otros mandatos. Eso significa que el presidente de la Fed, Jerome Powell, tiene la orden de aumentar las tasas de interés hasta que caiga la inflación, incluso si la economía cae con ella.

Una crisis mundial

Biden firma ley de reducción de la inflación 1:21

Es probable que EE.UU. esté a salvo de la hiperinflación: sin duda, los precios están elevados, pero no sin precedentes y bajaron el mes pasado.

Aún así, otros países están sufriendo. La inflación en Argentina se encuentra en un máximo de 20 años de más del 70 %, y el banco central del país ha elevado su principal tasa de interés al 69,5 % en un intento de contener los precios altísimos. Mientras tanto, la tasa anual de inflación de Turquía alcanzó casi el 80 % en junio, su nivel más alto en aproximadamente dos décadas.

Los precios elevados a largo plazo tienden a hundir a algunos países en períodos de inestabilidad, lo que a su vez eleva los precios de los alimentos y la gasolina a nivel mundial. También tienen un impacto más severo en las naciones en desarrollo y, según un reporte de la ONU, podrían alterar el progreso realizado durante la última década para combatir el cambio climático.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN - Spanish

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

News Channel 3 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content